Magia personalizada: del siglo XVIII al siglo XXI

// octubre 28th, 2018 // Noticias

La edad dorada de la magia

La edad dorada de la magia, fin del siglo XIX hasta la II Guerra Mundial y el momento decisivo del siglo XVIII nos inspira acciones de magia personalizada.

El siglo de oro de la magia como espectáculo es muy cortito -últimas décadas del XIX hasta comienzos de la 2ª Guerra Mundial-. Pero el siglo en que se renueva por completo y pasa de ser una de las actividades de los polivalentes artistas callejeros a ser considerada como un arte, es el siglo XVIII ¿Por qué? Es entonces cuando hacer “juegos de manos” y “física recreativa” es cosa de gente de ingenio y cultura en los salones de las clases altas. El siglo de las luces es también el de los espectáculos donde se ponen a prueba los nuevos avances científicos que, a veces con ayuda del ingenio ilusionista, ofrecen para diversión de todos pequeños milagros que antes se habrían considerado como cosas de brujería y encantamiento. El “robot” en forma de pato que comía, digería y cagaba era la sensación de los salones dieciochescos, los cambios de color del agua con ayuda secreta de polvos químicos también, las cartas saltando de la baraja al llamado del mago lo mismo. En aquel tiempo que nos es ya tan ajeno, encontramos aún inspiración para realizar acciones de magia personalizada.

iurgi navarcadabra conducción a ciegas

Mi conducción a ciegas en el II Congreso de Magia de Andorra, 2008

Magia del siglo XVIII en el siglo XXI

Y la conducción a ciegas de un carruaje también. Un clásico de la magia utilizado para atraer público a los teatros, una acción de marketing con magia: taparse los ojos con monedas, cartones, esparadrapo, vendas o cpauchas y… llevar el coche de caballos el Ford T, el descapotable Hipano-Suiza o el coche que hay que promocionar en el concesionario por un circuito de calles y plazas. Jalamandruqui lo hacía en bicicleta por los pueblos y le tiraban piedras para ver si era verdad que no veía… El mundo digital nos trae otro paradigma y otras técnicas para el ilusionismo. Todavía algunos hacemos lo de conducir con los ojos vendados. Pero… si ya hay coches que conducen solos tendremos que guardar nuestros secretos del XVIII en el museo de la magia

Puedes ver cosas sobre  mi museo de la magia arriba del blog pinchando en esa pestaña, aquí: museo de magia  Si lo deseas en tu centro escolar o casa de cultura contacta: 617 735 351 ó iurgi@iurgimagia.com

Variety es mi cajón de sastre con propuestas de acciones desde 3 minutos en adelante: magia personalizada para eventos. Pide información, cuéntame sobre tu evento.

Leave a Reply