Archive for Opinión

coaching (31): la publicidad negativa es negativa

// diciembre 4th, 2018 // No Comments » // Opinión

Hay una lamentable herramienta de marketing que se llama publicidad negativa. En España esta expresamente prohibida. Por ejemplo una multinacional de las hamburguesas tiene en un país extranjero una campaña en la que aparece un cartel de carretera anunciando que muy pronto el conductor encontrará uno de sus establecimientos. Y junto a esa foto hay otra de su competidora con un cartel muchísimo más largo; un intrincado mapa para llegar a su restaurante. Se trataba de hacer una comparación entre la disponibilidad y difusión de una y otra cadena en ese país.

(más…)

Magia con palomas y conejos ¿Sí o no?

// octubre 4th, 2018 // 1 Comment » // Mis espectáculos, Opinión

Magia con palomas y conejos. Tú eliges

Muchos de mis espectáculos cuentan con la intervención de animales como peces, conejos o palomas (tórtolas turcas albinas y conejos enanos, exactamente). Es la clásica magia con palomas y conejos que tanto a gusta a unos pero que algunas personas no quieren ver, porque no disfrutan de la magia con animales. No hay problema.  Es mi espectáculo el que se adapta a los gustos de quienes lo van a disfrutar, no al revés. Porque aparte de que sobre gustos no hay nada que decir, hay otros motivos para no desearlos en un momento dado como alergias, fobias, etcétera. Mil razones que el espectador/cliente no tiene ni por qué explicar.

Quizá lector/a seas contrario a los animales en espectáculos. Quiero tranquilizarte en lo que a mi respecta. No aspiro ni deseo que abandones tus convicciones. Estas en tu derecho de rechazar ver este tipo de espectáculos, solo quiero que sepas cómo yo los trato. Luego tú decides si quieres ver mi trabajo con animales o sin animales.

mago en Pamplona

iurgi ilusionista con el conejo “Leopoldo I”

(más…)

¿Qué tienen en común la magia y una montaña rusa?

// septiembre 16th, 2018 // No Comments » // Opinión

Magia montaña rusa de emociones

Un docu en tv sobre John Wardley. Un galardonado diseñador de parques de atracciones y sobre todo de montañas rusas. Confieso que estuve a punto de cambiar de canal, pero me retuvo escuchar que este británico de 66 años antes de triunfar en este campo había empezado como director teatral y luego se dedicó a los efectos especiales, interviniendo en cinco films de la saga de James Bond. Me preguntaba que le atraía a un artista de artes escénicas para transformarse en  ingeniero calculando giros y velocidades. En un sentido práctico la puerta se la abrió darse cuenta de que no había proveedores de esqueletos y otros accesorios similares para los túneles del terror, así que empezó a fabricarlos y eso le metió en la industria. Ahora bien, mi curiosidad iba dirigida a saber qué le atraía de las montañas rusas y de las atracciones de feria como para dejar su profesión inicial.

“Dragón Khan”, de John Wardley, foto tomada de la web de portaventura.es

El objetivo de una montaña rusa es el mismo que en la magia

De pronto dijo que el objetivo del diseño de una montaña rusa es el mismo que el  de un espectáculo de ilusionismo. Vaya, esto me sorprendió. Luego he sabido que Wardley además de montañas rusas ha diseñado trenes por túneles del terror y cosas similares. Su mayor proyecto fue una casa encantada con capacidad para algo más de 1.900 personas transportadas por hora.

tomada de bloggercoaster, foto Xavi Rodriguez

Bien. El objetivo en mente a la hora de diseñar una montaña rusa es crear una serie de emociones en el espectador. Entre las herramientas de que dispone el diseñador encontramos una que podemos emparentar con la magia: la anticipación. Vas sentado en tu lugar y te ves ascendiendo hacia lo alto de la montaña rusa. En esos instantes vas dándote cuenta de lo que te espera, vas anticipando lo que va ocurrir y las pulsaciones se aceleran. De modo similar -y voy a poner un ejemplo muy tranquilo en contraste con una megamontaña rusa- cuando entregas la baraja al espectador y le pides que cuente las cartas, hay un momento en que ves la expresión de incredulidad en su rostro porque cuando ya quedan pocas cartas va anticipando que va ocurrir lo imposible. Su naipe ha desaparecido de la baraja.  Pero lo que anticipas no es nada para lo que sucede.  En el trabajo de Wardley una sucesión de instantes en los que se encadenan giros y caídas en la montaña rusa; la técnica es modificar en un orden preciso la fuerza de la gravedad sobre tu cuerpo. Del mismo modo el mago te ha llevado a un momento imposible; la carta ha desaparecido en tus manos, pero mientras asimilas lo inexplicable viene el mazazo: el naipe aparece en tu propio bolsillo. Hay un elemento más a destacar. En la montaña rusa tú no tienes ningún control sobre el viaje. En el ilusionismo tampoco. Ambos son un viaje cuyas premisas puede que se te hayan comunicado, pero en su desarrollo no intervienes de ningún modo que no haya sido previsto de antemano y que te llevará a otra situación desconocida y por ello emocionante.

Reflexionando en la magia montaña rusa

Comparo a propósito la montaña rusa con la magia con cartas y no con la magia de grandes aparatos, desapariciones, levitaciones, etc. Es para poner de relieve varias cosas:  si bien se mira, la magia simulada que hacemos para entretener al público, es absolutamente banal. No mejora en nada el mundo si un mago dobla una cucharilla con la mente ¿porque no dobla el cañón de la pistola de un asaltante? ¿Si puede adivinar el número premiado en la lotería por qué no lo compra y lo dona a un orfanato? ¿Si puede hacer aparecer billetes por qué ha conducido 200 kms. para entretener la sobremesa de una boda? La misma banalidad encontramos en la montaña rusa. Nos marea porque sí. Sin un objetivo preciso. En ambos casos solo el entretenimiento… pero ¿entretiene que un tipo te haga escoger un naipe y lo adivine? ¿entretiene pagar por marearse unos minutos? ¡Sí! A condición de que despertemos emociones. En otras palabras, solemos decir que a los niños suele importarles más el recorrido, la aventura, la peripecia que va desde la situación inicial hasta la situación final que se resuelve en un efecto mágico. Quizá estamos pensando en esta peripecia en términos narrativos y olvidando que este trayecto no es solo un cuento y que, como los buenos cuentos, produce emociones. Sin emoción no hay magia. Y por eso hay quien puede entretener a mil personas con una baraja y quien no puede ni entretenerse a sí mismo. Lo mismo ocurre con la magia de grandes aparatos ¿cuántos magos no se compran ese o el otro aparato de Copperfield para nada?

John Wardley, foto en towerstimes.co.uk

Hay un momento en el documental en que vemos John Wardley subido a una de sus montañas rusas. Junto a él una muchacha ve alterada sus pulsaciones de 70 a 100, solamente en los primeros instantes, los de la anticipación. Wardley comienza el trayecto con  la misma sonrisa imperturbable con la que lo termina. Para él la emoción es la de ver a los demás pasar por diversas emociones. Cuantas veces los magos, incapaces ya de sentir asombro, buscamos y apreciamos magias más y más complicadas, olvidando que nada importa si no sentimos la emoción a condición de no olvidar producirla y dirigirla a quienes son nuestros públicos.

Así que no se trata de adivinar la carta -saben que de algún modo lo haremos-, ni de cortar a la chica por la mitad -saben que es mentira- sino de despertar emociones. Asombro, alegría, miedo, etcétera. Y esto es en lo que se parece la magia a una montaña rusa. Bueno, la buena magia a la montaña rusa de éxito.

Enlace a un video de 2 minutos

Y más sobre mi trabajo en este blog y en www.navarcadabra.com

Las mejores fotos de magos amigos

// agosto 1st, 2018 // No Comments » // Inspiración, Opinión

Las mejores fotos de magos amigos

Tengo muchos amigos dentro de la profesión. Con algunos tengo un trato íntimo, con otros una amistad que se alimenta día a día. Otros hay que nos sabemos muy cercanos aunque nos veamos poco. Otros hay que apenas nos vemos y solo en ocasiones contactamos, aunque sabemos que el aprecio es mutuo. Otros son solamente conocidos cordiales.

¿Cómo las he elegido?

Por supuesto faltan muchas fotos porque sencillamente no las he visto. Y a lo mejor mi lista tampoco coincide con las fotos que mis amigos magos habrían elegido. Os traigo fotos de magos en actuaciones, quizá otro día suba una lista de fotos de estudio.

Magic Andreu en Nepal

Empiezo por una foto de Magic Andreu en Nepal. Vale, no esta actuando en la foto… Es que soy mago y hago “trampa”. Pero es una foto maravillosa porque esta con su público allá tan lejos dádolo todo. Maravillosa iniciativa de Magic Andreu. La foto no puede ser más expresiva; el artista con su público. El resto son también fotos que he elegido porque las creo instantáneas que transmiten emociones.

 

(más…)

Los diez mejores juegos de magia y por qué

// julio 26th, 2018 // No Comments » // Opinión

Los diez mejores juegos de magia de todos los tiempos

Cualquier lista de los diez mejores juegos de magia es incompleta y subjetiva. Siempre alguien y algo se queda afuera. He consultado listas desde los años cincuenta del siglo XX a hoy. Tanto de los gustos del público como de los magos –no siempre coincidentes-. Al final he seguido mi propio criterio y advierto que dentro de los elegidos el orden es aleatorio. No implica orden de preferencia ni de mérito.

Antes una anécdota: en el transcurso de una conferencia a otros magos de René Lavand, cuando llego el momento de mostrar sus técnicas a una mano (fue un ilusionista manco), Juan Tamariz se levantó y se marchó de la sala. Algunos lo tomaron como un desaire. El propio Lavand lo explicaba hablando de su mutua amistad y admiración. Juan no quería conocer técnicas que jamás realizará porque no quiere que le abandone la emoción del asombro. Así, muchos de estos actos y rutinas tienen en internet explicaciones y tutoriales. Las más de las veces erróneos o faltos de detalle, cuando no zafios. No se encontrará la belleza de Nefertiti en una autopsia. Menos cuando el forense no esta cualificado y los imitadores no son sino sombra de sus “homenajeados”. Estas advertido/a los enlaces son a creadores o intérpretes de primera línea que hicieron famoso al juego o a su personal versión.

(más…)

Festival de teatro de Olite ¿Cómo empezó todo?

// julio 23rd, 2018 // No Comments » // Noticias, Opinión

Festival de Teatro de Olite

Durante unas cuantas ediciones, el Festival de Teatro de Olite lo ha sido de teatro clásico. En ésta que se celebra hasta el 4 de agosto, la núm. XIX, se abre a otras épocas y tendencias. Quizá poco a poco se encamine a lo que fueron sus inicios. Un festival para todos que empezó con Valentín Redín (1944-2010). Si en 2018 el festival de teatro de Olite esta celebrando su edición decimonona esto nos retrotrae como primer festival al de 1999. Pero ese año no es el inicio de todo. Solo fue el primer año en que se decidió enfocarlo hacia el teatro clásico. Y con ese adjetivo: Festival de teatro clásico de Olite ha venido desarrollándose hasta ahora. Pero el festival de Olite, empezó en 1981.

La idea de un  festival de teatro, música, danza

Valentín Redín, entonces jefe -o director o como se llamase su cargo- de Protocolo del ayuntamiento de Pamplona, estaba en comisión de servicios o algo así, en la Institución Príncipe de Viana: a todos los efectos era el “ministerio” de cultura de Navarra. Redín se ocupaba entre otras cosas de la programación teatral. Además dirigía y lideraba la Cía. El Lebrel Blanco. En pocas palabras: un grupo teatral surgido en 1970 a partir de experiencias anteriores y que aglutinaría a diversas generaciones, con intereses dispares desde el amateur al profesional, del teatro de consumo infantil en matinales dominicales al teatro político. Su momento de más popularidad con premios de ámbito estatal y participación en festivales como el de Sitges coincide con la transición política a la democracia. En abril de 1978 su Pequeño Teatro sufrió un atentado con bomba. La compañía ya nunca tendría de nuevo un teatro propio pero se convertiría en una referencia cultural y política. Quizá los montajes más representativos de aquel grupo teatral independiente navarro sean: “1789, la ciudad revolucionaria no es de este mundo”, “Navarra sola o con leche” y “Utrimque Roditur”.

Este es el contexto en el que hay que situar a Valentín Redín cuando en 1981, nos encontrábamos ambos en su natal Olite, rebuscando por las almenas del castillo, ya no recuerdo qué cosa o quizá viendo posibilidades de transportar material para una representación. Es entonces, en los primeros meses de aquel año, cuando Valentín me dice algo así asomado a las murallas: “El año que viene igual me organizo aquí un  festival de teatro, quiero ver a Lindsay Kemp”. No esperó al año siguiente. Aquel agosto se iniciaría el festival de Olite. Valentín Redín era así. Vió las posibilidades del castillo como atractivo turístico, empezó a pensar donde situar las gradas, a quienes involucrar como colaboradores y ¡presto! Su ingenio y creatividad, su situación de funcionario cultural con poder ejecutivo, su capacidad de trabajo, hicieron el milagro. ¡Ah! También su capacidad para crear expectativas. En rueda de prensa en primavera dijo que Pink Floyd vendrían a tocar colgados en plataformas de las almenas. Así era Valentín Redín y quizá por ello sembraba tanto filias como fobias. Pero ni el teatro ni la promoción cultural en la transición y en los primeros años de la democracia pueden entenderse sin él.

¿Cómo fue el festival de teatro de Olite?

Lindsay Kemp vendría al año siguiente. Pero en 1981 entro otros artistas y compañías estuvieron Alaska y los Pegamoides, la cía. de Nuria Espert y el Ballet Folclórico de Checoeslovaquia. De modo que ya puede verse la variedad de público al que tentaba Valentín Redín. El éxito fue total. Además con colaboraciones como la del pintor Mariano Royo (1949-1985) se intervino con instalaciones en los espacios urbanos de Olite. Hubo también cursos y exposiciones. Lo que yo recuerdo del año siguiente, 1982, es a Lindsay Kemp con su “Sueño de una noche de verano”, a Marcel Marceau y a José Luis Gómez con su “Edipo Rey”. Claro que hubo más, mucho más; Alicia Alonso, la orquesta de RTVE, etc. y cursos como el de Karmen Larumbe ballet (¿o fue al año siguiente? No importa mucho). En 1983 el festival pasa a manos de otros gestores de la propia Príncipe de Viana; Jesús María Bengoechea, con ayuda de Tako Pezonaga. El festival fue a más y entre fin de semana y fin de semana de agosto se quería convertir en una “universidad” de verano. Talleres, exposiciones, cursos, encuentros de artistas. En los años siguientes iría cambiando de gestores y de propósitos. En 1984 comienza lo que fue una descentralización llevando a las distintas cabeceras de comarca los distintos temas de los Festivales de Navarra. Olite dejaba de ser la sede única del festival.

Los teatros de los años ochenta

Hay que situarse en cómo eran las infraestructuras teatrales de Navarra entonces para entender el éxito de la propuesta de Olite como un festival de verano para acoger propuestas de gran formato o recorrido internacional. Hoy existen en Navarra algo más de treinta espacios escénicos en red. Además de unos cuantos que no son propiamente teatros pero en los que pueden realizarse funciones: salas de cultura, algunas bibliotecas y salas de usos múltiples. Pero se cuenta con esa treintena de teatros. La mayoría inaugurados en el siglo XXI. Por ejemplo el de Tafalla es de 2015. En su viejo teatro, en la época del inicio del festival de Olite, hemos actuado con cubos para las goteras distribuidos por todo el escenario. El de Alsasua es de 2003, en el anterior teatro, a mediados de los años ochenta la tablas del escenario se hundían bajo nuestros pies; el decorado se nos quedaba clavado por su propio peso. Hacer teatro se circunscribía casi siempre a montajes que no requiriesen maquinaría escénica, adaptables a frontones, gimnasios, atrios de iglesia, etc. y a suplir con los medios propios de cada compañía las graves carencias de luz y sonido en los escasos teatros que así podían llamarse, excepción del Gaztambide de Tudela y el Gayarre de Pamplona (aún así hoy reedificado en su solar el primero y reformado el segundo, entonces sus limitaciones técnicas hacían que pusiésemos siempre nuestros propios focos).

Una propuesta asequible, una invitación a viajar

En este contexto Valentín Redín tiene la idea que ayuda a entender el éxito del festival de teatro de Olite -además de la programación, el marco monumental de su castillo y la inversión en tecnología y medios materiales-. La entrada a los espectáculos costaba 200 pts. Un precio entonces muy asequible. El cine venía a costar 120 ó 140 pts. Además, esto hay que destacarlo, incluido en el mismo precio se fletaron autobuses desde los cuatro puntos cardinales de Navarra para ir y volver a las funciones principales, incluyendo bocadillo. ¿Cómo no ir?

Houdini y Conan Doyle enfrentados ¡telón!

// mayo 5th, 2018 // No Comments » // Opinión

Las obsesiones de Houdini y Conan Doyle

¿Recuerdas el pase en España por tv de la miniserie sobre Houdini protagonizada por Adrien Brody? Ya comenté entonces algunas imprecisiones respecto de la historia real, aunque fueran necesarias “licencias poéticas”: técnica de guionista para construir un relato dramatizado que mantenga el interés. El último capítulo se centró más que en la vida de Houdini en resumir algunas de sus obsesiones. Su obcecación en intentar contactar con su madre a través de médiums. Su cruzada contra el fraude espiritista, cuyo máximo defensor público era Conan Doyle. Es de agradecer que en la mimiserie no cayesen en la tentación, una vez muerto, Harry Houdini,/Adrien Brody de hacerle contactar con su esposa Bess. El film terminará con Bess en una sesión espiritista y un rótulo comentando que nunca más volvieron a contactar. Es rigurosamente cierto, aunque no ha habido año en el que no se le haya “manifestado” a alguien, desde que falleciera el día de Halloween de 1926, a consecuencia de una infección generalizada, derivada de las lesiones internas por un puñetazo mal encajado y un apéndice en mal estado.

Mago en Navarra (más…)

Muere en un castillo hinchable

// mayo 31st, 2017 // No Comments » // Opinión

El entretenimiento, un añadido descuidado

Una niña muere en un castillo hinchable en un restaurante de Cataluña. La noticia nos sobresaltó a principios de mayo. Un restaurante de Caldes de Malavella en Girona, ofrecía para los niños diversión con un castillo hinchable. La investigación de la policía autonómica desde el comienzo a hoy ha puesto en evidencia los incumplimientos de la empresa de hostelería.

muere en castillo hinchable 1 abc

foto: ABC

Un argumento de venta

Para los restaurantes el entretenimiento es un gancho comercial añadido a su servicio de restauración. Esto hace que en algunos casos se deje en manos de profesionales subcontratados hinchables, música, magia, etc. Pero en otros sencillamente no se presta atención a un aspecto que consideran secundario en el negocio. Como dijo el dueño del restaurante, llevaban usando el castillo hinchable dos meses y solo los domingos, cuando hay más afluencia de familias. Es fácil deducir que creyeron que al ser un “mueble”, fácil de quitar y poner, les salía más a cuenta que una actuación artística, por ejemplo. Imagino también que la colocación corría a cargo por personal con la obligación principal de atender la preparación del servicio, con lo que ya tendríamos una atracción colocada a toda prisa: sin anclajes suficientes, ni mayor cuidado.

(más…)

querevientenlosartistas

// febrero 8th, 2017 // No Comments » // Opinión

Tadeusz Kantor“Que revienten los artistas…
que no se juegan la piel en escena… 

Que revienten los artistas que hacen teatro como los guardias dirigen el tráfico… 

Que revienten los artistas que ignoran el poder y el deber del teatro…
Que revienten los artistas que se creen el origen de la creación…
Que revienten los artistas que no respetan al público…
Que revienten los artistas sin humildad y generosidad…

QUE REVIENTEN LOS ARTISTAS… fue una de las obras maestras que nos dejó Kantor antes de desaparecer en medio de uno de aquellos rituales escénicos brutales con los que nos sumergía en su imaginario terrible y fascinante…Fue una obra en la que ponía al artista fatuo bajo la guillotina de su paleta creadora…No sé el tiempo que hace que ya no aparece su fascinante iconografía en un escenario…Se fue como hacen los grandes creadores, en silencio…Este blog quiere intentar emular la ética y el compromiso que él tuvo ante el arte de nuestro tiempo… Es difícil acercarse con las palabras a un discurso tan contundente como el que tuvo Kantor, pero hay que intentar seguir en la trinchera de la comunicación.”

Óleo del autor y director de teatro Tadeusz Kantor

Así se presenta el blog de Adolfo Simón: querevientenlosartistas.wordpress.com Un lugar de esos que se hacen imprescindibles pues toca todo: desde convocatorias a festivales, desde entrevistas a exposiciones, desde las programaciones a las ediciones. Y desde luego desde las noticias a la opinión, que es lo que le da su identidad como blog. Mucho y variado a veces es mucho ruido y pocas nueces, pero no en este caso. El blog solo refleja la realidad multifacética del hecho escénico. La brújula por la que se guía es esa cita de Tadeusz Kantor (1915-1990).

Tadeusz Kantor

Recuerdo asistir a la representación de “Wielopole, Wielopole” en la década de los ochenta. Era fascinante ver cómo el director deambulaba ante la representación de sus “fantasmas” y cómo entendimos todo, a pesar de que los actores hablasen en polaco. Es por ese recuerdo que este blog llamó mi atención. Y porque al igual que dijo Godard “Prefiero la verdad de la mentira que la mentira de la verdad“. No hay arte alguno que no sea moral. Somos lo que hacemos y cómo nos exponemos. En los bolos de la BBC (Bodas Bautizos Comuniones) nadie espera un monólogo calderoniano sobre la ilusión de realidad de la vida humana. Tampoco una experiencia liberadora o un alegato contra la guerra como en Antígona.

Obra gráfica de Kantor

Sin embargo nada es inocente. Por superficial que parezca la circunstancia para la que hemos sido contratados, me repele la banalidad con la que algunos artistas ejercen su profesión. Y no es que haya que darse importancia, como si tuviesemos una misión. Es el respeto que debemos al público. Y a través de ese respeto, mostramos el respeto que nos tenemos a nosotros mismos.

 

(las ilustraciones son obras de Tadeusz Kantor)

Más sobre mis magias, además de en este blog, en www.navarcadabra.com

Valor y precio, más otras zarandajas

// febrero 3rd, 2017 // No Comments » // Opinión

Ya sabemos, valor y precio no es lo mismo

¿Cómo nos van a dar valor cuando trabajamos por debajo del precio de coste? La consideración social de un oficio viene -entre otros factores- del precio que tiene el servicio o mercadería. Todos tendemos a considerar que hay una equivalencia entre valor y precio, en términos de psicología simplista. No me refiero desde el análisis económico. En las artes escénicas, por aquello de facilitar el acceso a la cultura nos encontramos con que en muchos lugares los precios son de risa floja y el público piensa que lo que va a ver carece de valor en comparación con las propuestas de los grandes espacios escénicos.

Valor y precio en artes escénicas

El valor adecuado y el precio necesario para sobrevivir

(más…)