Breve historia de la magia para bebés

// septiembre 6th, 2017 // Noticias

Breve historia de la magia para bebés, y tanto

Allá por 2008 yo trabajaba en elaborar un espectáculo para los más pequeños. Un reto planteado por un padre mago y amigo para su hijo. – No se puede hacer magia a menores de cinco año, no entienden… – ¿Y? ¿Entiendes tú a Bach, a Picasso? Te gustan y ya está – Vale. lo miraré. Y así en base a prueba y a error (con mucho cuidado) hasta pasar la prueba de fuego con la colaboración de la Escuela Municipal de Txagorritxu. En Vitoria. Al otro lado de la península, en la provincia de Málaga, un estupendo mago y payaso Luigi Ludus improvisaba con los niños de su guardería sacando juegos de magia de su bolsa. A ver cuáles eran las reacciones. Nos lo contó ese mismo año en el Encuentro de Magos Infantiles celebrado en Barakaldo.

magia para bebés en Logroño

En la Biblioteca de Logroño “¡Más colores!” magia para bebés

Los magos nos preguntamos ¿se podrá?

Esta era una incógnita. Nadie en España había hecho magia para bebés. Entendiendo por tales a menores de 4-5 años. La edad en que empiezan a entender cómo son las cosas, qué es imposible y qué no. Ya estan construyendo su relato de sí mismos. Su autoconciencia. Un proceso que empieza en los 3 años.

La conferencia de Luigi fue más plantearse preguntas que respuestas. Contarnos su experiencia, no sin debate entre los asistentes (-No se asustan del fuego si yo no me asusto cuando hago aparecerlo -Pero no debes porque no es bueno que no se asusten de las llamas. Etc…). Yo ya tenía mi espectáculo casi a punto.

“Más colores” el espectáculo pionero

No significa esto que antes de mí nadie haya hecho magia a bebés. Por supuesto algunas veces -yo mismo- nos hemos visto con niños muy pequeños en el auditorio. O hemos tenido que actuar ante un grupo de ellos. Tirando de oficio, de repertorio, de la colaboración de otros niños más mayorcitos o de recursos como el cuentacuentos o los títeres. Pero no es lo mismo un espectáculo con su escenografía, libreto, ambientación y una producción mágica realizada específicamente que adaptar lo que uno conoce a las circunstancias.

En este sentido fui en la temporada 2008-2009 el primer mago en presentar un espectáculo elaborado para bebés -hasta 4 años-. Tanto en centros escolares, como en casas de cultura e incluso teatros. Pamplona en la red civivox, Don Benito en Extremagia (festival internacional), en La Gota de Leche en Logroño dentro del Encuentro Nacional de Magos Infantiles celebrado allí, etc. Y desde esos años mantengo en repertorio una función que la propia interacción con los niños ha hecho variar a lo largo de estos años, algunos cambios sutiles, otros más evidentes. En octubre de 2017 estrenaré “Más colores 2.0” después de pulir estas aportaciones que uno va captando al vuelo. Nada que quiera mejorar queda estático. Y si se queda, pierde su excelencia.

magia iurgi navarcadabra

Teatro Real Carlos III Aranjuez “Más Colores”

La magia no es el truco

“Más colores” se ha ido puliendo a pesar de que la responsabilidad de encontrarme ante un público cautivo (no saben por qué estan conmigo) al que una primera impresión puede causar una actitud de rechazo o de temor duraderos, hizo que la primera versión fuese muy trabajada con ellos antes de estrenarse. Es un verdadero espectáculo de bolsillo, íntimo, en un ambiente acogedor. Ellos no tienen interés en mi habilidad prestidigitadora, tampoco en cuando y cómo surge la magia: por eso es para mí más importante crear ese ambiente mágico que el repertorio en sí. No se trata simplemente de aparecer con una maleta con algunos juegos y a ver qué pasa (como han hecho luego algunos imitadores que creen ver en esto una especialidad fácil, en un mercado poco exigente que solo quiere entretenimiento, como si ello no tuviese efectos pedagógicos y psicológicos). Desde luego hay excelentes magos de maletín, no es esa la cuestión. Del maletín salen juegos de magia; poco les importan en sí a los niños: vestuario, ademanes, iluminación, tono de voz, escenografía definen el ambiente mágico que sí les afecta. Es que los bebés merecen un espectáculo con todas las letras. No es solo que serán nuestro público futuro. Es que una mala experiencia puede marcar su gusto por el teatro y la magia para siempre.

Hay aquí más artículos sobre “Más colores” y la magia para bebés, infórmate más escribiendo en la caja de búsqueda del blog o pinchando en las etiquetas. También en la web www.magiaparabebes.com

 

Comments are closed.