Katuki Saguyaki en el corazón de los sanfermines

// julio 10th, 2017 // Noticias

Katuki Saguyaki

Ayer -8 de julio- estuve en la calle Estafeta 34, en la tienda fïsica y espacio para performance, encuentro, etc, de Katuki Saguyaki en sanfermines (si no te puedes acercar antes de que acaben las fiestas de Pamplona visita http://www.katukisaguyaki.com/shop/es/ ) charlando con Maitica Esparza que emite en directo por facebook en varios momentos del día AQUÍ

Estuvimos un rato hablando de creatividad en la magia y en el arte en general. Nos divertimos con un par de magias de esas que casi siempre llevo en el bolsillo. Un rato agradable:  un respiro dentro del torbellino sanferminero. Rodeados de camisetas y diseños que reivindican la nueva marca de Mikel Urmeneta: Katuki Saguyaki. En la travesía que se ha embarcado todo el equipo creativo que le acompañó en Kukuxumusu, compañía que sigue por su lado a partir de 15.000 dibujos sobre los que tiene los derechos de comercialización y transformación a diversos soportes. Una buena “herencia” que no le ha impedido intentar frenar la emergencia del nuevo proyecto de Urmeneta y equipo.

De Kukuxumusu a Katuki Saguyaki

O de Beso de pulga a Carne de gato Manjar de ratón. Puedes informarte en detalle sobre el conflicto entre Urmeneta y la empresa que fundase junto a unos amigos en 1989 pinchando aquí  En cierto modo todo ha vuelto al principio, cuando un grupo de amigos pensó en sacarse unas pelas vendiendo camisetas en las fiestas de San Fermín, en Pamplona. Y ahí estan de nuevo siendo la marca más perseguida: para poder usar a su icónico toro -que Urmeneta creó antes de formar Kukuxumusu y nunca ha vendido ni cedido a nadie (tan solo dibujos concretos)- ha tenido que recabar la colaboración de gente a la que donó o vendió dibujos en el pasado. Así han puesto a la venta unas camisetas que se estan convirtiendo en codiciados objetos de colección gracias a la colaboración de coleccionistas particulares.

Mr. Testis

Es en el toro azul Mr. Testis, en quien podemos visualizar el conflicto, que, más que entre marcas, es entre una empresa comercializadora y transformadora de obra artística y un grupo de artistas capitaneados por Mikel Urmeneta -según la revista Forbes, una de las cien personas más creativas del mundo Forbes-.

Mediante sentencia -recurrida- se impide a Mikel Urmeneta dibujar a Mr. Testis de modo que pueda confundirse con el Mr. Testis “congelado” en Kukusumusu. No soy jurista y estoy simplificando, claro.Pero así se me entiende sin la farragosa y discutida argumentación jurídica. Pero creo que expreso el núcleo del conflicto en el que la generalidad de su profesión, a través por ejemplo de las revistas del sector, le ha mostrado su apoyo. Pues no se comprende un proceso judicial en el que se intentan averiguar cosas como si un autor puede plagiar su propio estilo. Algo tan absurdo como pretender que Joaquín Sabina podría ser un imitador de Joaquín Sabina, por ejemplo.

Con Maitica

Y de estas cosas, en un tono ligero, coloquial, estuve charlando con Maitica en el espacio de Katuki Saguyaki en la calle Estafeta 34, mientras el río sanferminero seguía su cauce. Porque no es un asunto particular de Mikel Urmeneta (o Txema Sanz, Belatz, Asisko y Marko). La defensa de los derechos morales del autor -dando por descontado lo que son derechos comerciales- no es solo para el amplio campo de la creación gráfica. En el arte visual, escénico, escrito, etc, nos encontramos con una legión de gente que se aprovecha del trabajo ajeno, lo manipula o lo desvirtua. El que te copia el repertorio y te dice que es un homenaje, el que se ahorra toda la I+D+i para al final mal plagiar un aparato de magia que o se desarma solo o es peligroso porque carece de tal o cual detalle del original. Hoy en día hay diseñadores de grandes ilusiones escénicas -por ejemplo J. Steinmeyer, el creador de la desaparición de la estatua de la libertad de N.Y. para David Copperfield- que harto de que le copien sus aparatos sin realmente conocerlos en detalle, optó por vender los planos. Luego vienen los bricolajeros que cambian tal o cual detalle crucial y el aparato pierde espectacularidad o credibilidad, pero el truco -que no la magia- es más fácil de hacer. Miseria. Puede parecer que me he ido de un tema a otro, pero en el fondo es el mismo. Bueno, no meto más rollos y me voy a ver los fuegos artificiales ¡Viva San Fermín! Si quieres vernos charlando y un poco de magia Aquí

Mikel Urmeneta. Foto Efe. Tomada del periódico “Noticias de Gipuzkoa”

iurgi, ilusionista. Más sobre mí y mis magias, aquí en este mismo blog y también en www.navarcadabra.com o contactando: OPCIONES

Comments are closed.